Wednesday, January 28, 2009
dulcesitos para el oido
Parece que los años finalmente comienzan a afectar mi modo de consumir y saborear la música.

Lo digo porque hoy, uno de los discos con más repeticiones en mi Ipod y con un lugar permanente en el stereo de mi coche es "Greatest Hits" de Fleetwood Mac.

Creo que no exagero cuando digo que este grupo ochentero concibió el pop más fino que jamás se haya creado. Las canciones de Lindsay Buckingham son baladas romanticas bastante alivianadas, con mucha buena onda y en un mood amistoso que se deja escuchar más de una vez sin mayores complicaciones.

Además de las temáticas y la complicidad de la seductora voz de Stevie Nicks, cada canción se construye con una gran cantidad de detalles armónicos que las hacen brillar. Escuchar sus canciones es como salir con la chica guapa que tanto nos gusta pero en versión "de lujo", o sea maquillada, con un vestido espectacular y con el cabello suelto y oliendo ríco... ese tipo de combinaciones hipnóticas que ningún hombre es capáz de resistir.

Hay música así, detalles sonoros que derriten, armonías que acarician el corazón, dulcesitos para el oido. Personalmente me encanta la cortina de cuerdas mágicas al inicio de "Everywhere", el pianito introductorio y la cowbell rítmica en "Hold me", el requinto en "Big love" o el coro optimista de "Dont stop" que dice:

Dont stop, thinking about tomorrow,
Dont stop, it ll soon be here,
It ll be, better than before,
Yesterdays gone, yesterdays gone.

Caray, ¡Qué lejos han quedado los días de la adolescencia en que solo me interesaban los requintos agresores o las letras profundas y filosóficas!

¿En que momento me comenzó a gustar un grupo tan elegantemente fresa como Fleetwood Mac?

Supongo que en el mismo momento en que entendí que la función primordial de la música es alegrar el alma.

Descarga AQUI el disco (que alguien más subió a la red).

Labels: ,

 
posted by drneon at 12:23 PM | Permalink | 1 comments




Saturday, January 24, 2009
La injuria de la sonrisa
Desde hace tiempo quería hacer un post sobre la mujer de los comerciales del producto "súper nómina Santander". Buscando en google una imagen para ilustrar mi punto de vista encontré cosas curiosas, que van desde la polémica si el anuncio es sexista o no, hasta la curiosidad sobre la identidad de la modelo.

Incluso un hombre supuestamente cercano a la agencia que produjo la campaña presume en su blog lo siguiente:

"Me hice de 40 fotos de la mujer que hace los comerciales de la Súper Nómina Santander. Su nombre es Carla Millani, es brasileña, mide 1.72, calza del 4 y usa ropa talla 5. Se quedan en su blog y aquí les dejo las fotos. Y digan que aquí la encontraron primero."


¿Será que el tipo quería saber su nombre para invitarla a salir el día que se la encuentre en la fila del banco? Me hace gracia saber como la gente puede gastar tanto tiempo y empeño en cuestiones tan vanales como el tamaño del pie de una modelo.

La verdad, a mi en lo personal la mujer me desespera. No es que me desagrade que la gente sonría, al contrario, lo celebro cuando es una expresión sincera. Pero vamos, sencillamente no concibo como alguien puede sonreir permanentemente sin terminar con rasgos faciales como los de The Joker.

Mujer de la súper nómina Santander: de verdad, NO soporto tu sonrisa.
(Y menos vestida de banquerita, de seguro eres una perra interesada a tasa variable).

Labels:

 
posted by drneon at 11:54 PM | Permalink | 6 comments




Wednesday, January 21, 2009
No soy un animal de costumbres, pero me gusta encerrar momentos
No soy un animal de costumbres, me desagrada encontrar afinidades que puedan volverse rutinas.

Aunque soy un tipo racional y me gusta tener el control, reconozco que las mejores cosas de la vida pasan sin planearlas, y por eso, suelo atesorar los momentos especiales encerrándolos dentro de un pequeño círculo que auxilie a mi limitada memoria.

Advierto al lector que este tal vez sea un post muy High Fidelity, pero... ¿qué puedo hacer? esa peli, desde que me la presentó el Franz , se quedó dentro de mi top5 de cintas preferidas...


Mis 5 discos esenciales en el 2008

Earlimart - "Hymn and Her"
Devotchka - "A Mad and Faithfull Telling"
Plants and Animals - "Parc Avenue"
AC-DC - "Black Ice"
El Guincho - "Alegranza"


Mis 5 momentos musicales del 2008

Las dos veces que vi en vivo a Black Rebel Motorcycle Club
El concierto de Judas Priest, que me regreso a finales de los ochenta
La entrevista con Earlimart, que busqué con empeño por meses
El concierto de Oasis con todos sus clásicos
El concierto de Jumbo, con backstage y toda la cosa

Mis 5 momentos más entrañables del 2008

Escuchar "Stir it up" de Bob Marley en una Van, rumbo a Belice City
Publicar mi primer cuento
Conocer a Lau, una noche casual en el CCE
Todos los viajes al sureste con ella
Mis momentos "Almost Famous", entrevistando rockstars

Los 5 momentos deportivos más intensos del año

El maratón de la ciudad de México
El medio maratón del día del padre
El paso que agarramos yo y un corredor anónimo en el 15k Lonol
Los 100 metros finales dentro del estadio de C.U. de noche
Las 3 carreras con Lau

5 metas cumplidas este año

Leer al menos diez libros
Correr al menos 10 carreras de 10k o más
Publicar en más y mejores revistas
Publicar un cuento
Correr por segunda vez el maratón

5 metas que se quedaron pendientes este año

Correr el medio maratón del Toronto Water Front
Liquidar mi tarjeta de crédito
Dar el enganche para una casa o un terreno
Mandar a mis padres de vacaciones al sureste
Comprarme una moto, o ya de perdis una motoneta

Los 5 mejores postales de viaje del año

Nadando por primera vez en un cenote subterráneo, en Sotuta de Peón
Contemplando la pirámide del adivino en Uxmal y correteando iguanas
Escuchando a la banda Recodo, en Mérida, el 15 de Septiembre
Mirando a la selva resguardar la ciudad de Palenque, Chiapas
Nadando en las imponentes lagunas de agua azul en Chiapas

Los 5 momentos más pinches del 2008

El asalto y el robo del coche
El robo en playa del carmen
El accidente de mi mamá en Veracruz y su operación
El cadáver del corredor que vimos tirado en la pista de El Sope
Las peleas en el trabajo


Inventario de conciertos en los que estuve en 2008

Delorean, Scorpions, Black Rebel Motorcycle Club x 2, Thievery Corporation, Judas Priest, Oasis, Motley Crue, Jumbo, Miguel Bosé, James, Los Concorde, Sour Soul, Dirty Karma.

Labels: ,

 
posted by drneon at 8:21 AM | Permalink | 1 comments




Sunday, January 04, 2009
¿Cómo llegar a las Cascadas de Agua Azul?
¿Cómo se llega a las Cascadas de Agua Azul?

He aqui lo que nadie nos pudo decir en Palenque: Para llegar a las cascadas de Agua Azul y/o Misol-Ha, basta con tomar el colectivo que lleva a Ocosingo -que sale a una calle y media de la estación de ADO cada hora-y pedir al conductor que los deje en la entrada del parque. El boleto cuesta $35 y hace hora y media de recorrido. ¿Era tan difícil decirnos eso?

Cascadas de Agua Azul, Chiapas.

Durante el año pasado una de las cosas que le dieron sentido a tener un empleo más allá de pagar deudas fue la oportunidad de hacer viajes. Viajar, ahora que puedo hacerlo acompañado, fue una de las cosas que más disfruté, pues varios de los destinos que visitamos fueron lugares en los que nunca habíamos estado antes, como las ruinas mayas de Uxmal y Dzibilchaltún en Yucatán, con su impresionante cenote de agua cristalina y la imponente zona arqueologica de Palenque, solamente comparada con otras del periodo clásico-tardío Maya como Chichén Itzá o Uxmal.

Cenote en la z.a. de Dzibilchaltún, Yucatán

Inicié el viaje en Minatitlán para encontrarme en un punto intermedio con Lau, quien venía procedente de Oaxaca. Aún cuando consulté los foros de LonelyPlanet.com no encontré gran cosa que hacer en ese pueblo a las margenes del río Coatzacoalcos más allá de echar un vistazo a la refinería de Pemex. Así que disponiendo de 8 horas libres, tomé un autobús rumbo al puerto de Coatzacoalcos, en donde visité el malecón y un pequeño, pero sustancioso museo regional de arte olmeca ubicado dentro de una reproducción de una pirámide totonaca.

Museo regional de arte olmeca, Coatzacoalcos

Decidimos pasar la noche en Minatitlán y salir al otro día rumbo a Villahermosa, y una vez ahí, decidir si llegaríamos hasta Mérida para año nuevo o tomariamos esa ciudad como base para visitar Palenque, las Cascadas de Agua Azul y las ciudades principales de Chiapas.

Teníamos varios planes en Villahermosa, pero por desgracia el tráfico y el stress de la ciudad -tan parecido al del DF- aunado a lo limitado del parque-museo de La Venta nos decepcionó un poco. Tal vez debido a la excelente colección de piezas de cerámica que ví en Coatzacoalcos, mis expectativas acerca de lo que vería en La Venta eran demásiado altas, el caso es que fuera del centro histórico no encontramos gran cosa que hacer en la capital de Tabasco, por lo que, después de pasar la noche, decidimos movernos a Palenque ya que de todos modos regresaríamos a Villahermosa para tomar desde ahí el autobús a la Ciudad de México.

La Venta, Villahermosa, Tabasco

A la mañana siguiente salimos muy temprano rumbo a Palenque, un pueblo con una gran conglomeración de mochileros, debido a que es un excelente punto de referencia para visitar las ruinas, la cascada de Misol-Ha y las cascadas de Agua Azul. Ese día, llegamos a una hora ideal para visitar las ruinas, asi que después de dejar las maletas en el Guarda Plus, -el servicio de paquetería que ofrecen las estaciones de ADO en el sureste- tomamos el colectivo que nos rumbo al sitio arqueológico.

Por desgracia nos bajamos una parada antes y recorrimos el sitio al revés, es decir, visitando primero el museo de sitio y después las ruinas. El museo alberga una gran colección de estelas, cerámicas y dinteles, excelentemente conservados, pero que no compiten con la joya del sitio arqueológico: el imponente sarcófago del rey Pakal, pieza que por si sola, vale la pena el viaje.


Detalle del relieve en el sarcófago de Pakal. Palenque, Museo de Sitio

La instalación que se construyó para resguardar el sarcófago esta hecha de cristal blindado con grabados alusivos a Pakal, se encuentra dentro de una sala a la que es posible acceder solo cada 30 minutos, asi que es conveniente checar el reloj antes de iniciar el recorrido por el museo.


Palenque, Chiapas. Museo de Sitio

Después de visitar el museo, admiramos por un buen rato los edificios más importantes de Palenque: El Palacio, el templo del sol, el templo de la cruz y el templo de la inscripciones, esta última, cuenta con una estructura custiodada por un relieve con la representación de un cráneo de conejo de forma humanoide que bien podría haber servido de inspiración al artista H.R. Giger.

Palenque, Chiapas. Templo de las inscripciones

El entorno natural que resguarda Palenque es un espectáculo por si solo. A pesar de que solo hay 500 kms de distancia entre las zonas arqueológicas de Chiapas y Yucatán, el contraste de ecosistemas es completamente radical. Mientras en Chichén y Uxmal reina la vegetación achaparrada en donde incluso es común ver iguanas y otros reptiles, en Palenque, una espesa selva y los sonidos naturales de agua corriente, aves y monos dan la bienvenida al visitante.

Palenque, Chiapas. Templo II

Debo admitir que no disfrutamos Palenque en su completa magnitud debido a que planeabamos visitar ese mismo día las cascadas de Agua Azul. Después de nuestra visita a las ruinas, regresamos al pueblo Palenque a eso de las 3 de la tarde pero ya no pudimos encontrar transporte que nos llevara al parque sino hasta el otro día. Fue un poco frustrante perder toda esa tarde, ya que habíamos acomodado el itinerario para visitar los dos atractivos de Palenque en un día y conocer Campeche.

Palenque, Chiapas. Templo del sol.

Después de pasar 8 horas divagando y paseando por el pequeño pueblo de Palenque, tomamos el autobús nocturno que nos llevaría a Mérida para visitar el templo de las siete muñecas, comer mariscos en el puerto de Progreso y pasar la noche vieja en la ciudad. Lo primero que hicimos al otro día por la mañana fue registrarnos en el Hotel Montejo, y una vez frescos y liberados de la carga de las maletas, nos dirigimos a Dzibilchaltún, en donde recorrimos el museo de sitio, visitamos el edificio de las siete muñecas y disfruté de lo lindo sumergiendome en las claras aguas del cenote, que por cierto, es mucho más bonito de lo que se alcanza a ver en las fotos de los folletos que pueden consultarse en los módulos de información turistica.

Cenote en la z.a. de Dzibilchaltún, Yucatán

Las ultimas horas del 2008 las pasamos en Mérida. Habíamos pasado en esa ciudad las fiestas patrias, por lo que pensamos que sería una buena opción por la noche, pero no contamos con que no habría eventos publicos ese día y la zona de bares en la prolongación Montejo se encuentra sumamente retirada del centro, por lo que pasamos una noche vieja muy tranquila, y un primer día del 2009 en la misma línea, ya que no hicimos gran cosa, salvo nadar un par de horas en las playas de Progreso antes de tomar el autobús de regreso a Palenque, para ahora si, visitar las cascadas.

Fin de año en Mérida, Yucatán

En el regreso a Palenque nos falló el cálculo y nos vimos buscando hotel a las 3 y media de la mañana. Por suerte el pueblo es bastante tranquilo y hay tantos hoteles y tan variados, que después de un rato encontramos lugar en el Hotel Casa de Pakal a un super precio de $350 la noche. Es gracioso, pero todo tiene que ver con Pakal en Palenque, incluso vimos la preventa de casas en el residencial "Pakal Inn", ja!

Por la mañana nos encontramos con los mismos problemas que dos días antes para llegar a las cascadas, la opción era tomar un tour de $120 por persona, que solo salía las 9, 12 y 16, y que garantizaba el transporte de regreso, pero limitando la visita a las cascadas a 3 horas y eso, condicionando el viaje a que hubiera mínimo 5 personas confirmadas.

Por suerte, después de mucho preguntar, al fin un policia de tránsito nos informó que para visitar las cascadas basta con tomar el colectivo que va a Ocosingo y que sale cada hora a una calle y media de la estación de ADO. Solo hay que avisar que lo dejen en la entrada del parque y luego tomar un taxi que ya espera ahí y que cobra $15 desde el cruce de la carretera hasta dentro del parque. El boleto del colectivo cuesta $35 hace hora y media de recorrido y es posible regresar a Palenque de la misma forma.

Cascadas de Agua Azul, Chiapas.

Sobra decir que la espera valió la pena y que pasamos un día increíble disfrutando de los paisajes y de las cristalinas aguas de las cascadas, que forman albercas naturales con relativa o nula corriente en donde es posible bucear o nadar al lado de los peces o simplemente sentarse a disfrutar de la fresca agua debido a la gran variedad de profundidades del río.

Lanzandome de una cuerda como mono. Cascadas de Agua Azul, Chiapas.

Cabe destacar que la entrada tiene un precio símbolico de diez pesos, más otros diez que hay que aflojar para la causa del EZLN que en esta región sigue muy presente. El parque ecológico está muy bien organizado y cuenta con áreas de comida, sanitarios, un servicio de regaderas bastante eficiente y una gran cantidad de artesanias a muy buen precio, todo esto administrado por los habitantes locales, que ofrecen sus productos mientras te cotorrean en tzetzal o maya sin que te des cuenta.

Cascadas de Agua Azul, Chiapas.

Ese mismo día, regresamos a Villahermosa para hacer las pases con esa ciudad. Ya en viernes, la ciudad mostraba una cara diferente a la que conocimos en lunes. A nuestra llegada pudimos disfrutar de la iluminación de temporada del puente atirantado que cruza el río Grijalva, y que es similar, -y hasta más bonito debido a la iluminación- al que tanto presumen los regios como uno de los máximos símbolos de Monterrey.

Puente Grijalva, Villahermosa, Tabasco.

Por otro lado, en el centro histórico en el autobús turístico llamado "carromato" es posible recorrer parte del malecón y apreciar los monumentos principales, como la catedral de la ciudad, con sus imponentes torres gemelas de 80 metros de altura, las segundas más altas de México, solamente superadas por las de la catedral de Zamora de Hidalgo, en Michoacán (105 m).

Catedral de Villahermosa, Tabasco.

Con algunas horas libres antes de tomar el autobús de regreso al DF , visitamos la zona de bares del malecón, ubicada a un costado del río. Ahí, una sucursal del popular restaurante de mariscos "El Rock & Roll" ofrece su especialidad: un popular tarro de cerveza oscura, preparado con salsa inglesa, clamato, limón y sal por la módica cantidad de $45, un buen trato considerando que se trata de un trago de... ¡un litro de cerveza!


En el Rock & Roll 2, Villahermosa, Tabasco

Lo maravilloso de los viajes, es que son adictivos, siempre hay oportunidad de perfeccionar los recorridos y visitar nuevos destinos. Como dice mi amigo Aarón: "Todos deberían proponerse conocer al menos una vez al año un lugar en el que nunca hayan estado antes".

De esta forma, en la lista de propósitos para este año hemos anotado ya la zona arqueológica de Tikal, y las ciudades de Las Flores y Antigua en Guatemala, además de ahora si, concretar mi -largamente postergado- propósito de correr la medio maratón del Toronto Water Front en septiembre próximo.

Veremos que dicen el tiempo, y la alcancia.

Al cabo que soñar no cuesta nada.

Labels: ,

 
posted by drneon at 8:21 AM | Permalink | 19 comments