Wednesday, June 20, 2007
21k Carrera del Día del padre
21k Carrera del Día del Padre
Periferico Sur y Bosque de Tlalpan
17-08-2007

1:59:06"



La subida acrecentó la agonía del contingente al cruzar el kilómetro 14... fue entonces que la llegada del hermano menor del "everest" de los atletas de fondo se presentó de forma física, golpeando las piernas, rodillas y brazos de los corredores.

3 Kilómetros de inclinación consumieron los ultimos reductos de Glucógeno en mi sístema. El aire en mis pulmones se extinguía con la misma rapidéz que mi orgullo de nunca haber caminado en una carrera.

Dejé de preocuparme por alcanzar un tiempo proyectado para apegarme a la consigna Churchilliana: "¡Never, never, never give up!".

El pensamiento taladraba mi cabeza mientras enfrentaba el kilómetro 16.5 del medio maratón, uno de los tramos más empinados de la ruta. Jalé aire de forma sincronizada a las sancadas mínimas de mi pie derecho agobiado por las ampollas.

"Soy un tren, soy una máquina subiendo una cuesta... "

Las bocanadas de aire se hicieron mas audibles en los últimos doscientos metros de subida antes del 18K, con esa inclinación daba lo mismo andar que correr.

Después de eso, 3 kilómetros en plena bajada hasta la meta en el Bosque de Tlalpan, con las fuerzas y la moral a tope para concretar la hazaña.

Corrí los ultimos 500 metros como una máquina de vapor a punto de colapsar. Un corredor veterano me emparejó y me dijo "vamos con todo por los ultimos 100..." y algo más que no logré escuchar cuando me dejó atrás.

Crucé la meta con la única certeza de que mi tiempo se había ido al carajo. Pese a ello, encontré una de esas raras victorias escondidas en la derrota: 40 segundos de mejora a mi anterior tiempo en la media maratón, un récord impensable después de haberme detenido 3 veces en el recorrido.


No hubo voz que callara la satisfacción que gritaban nuestros rostros sudorosos y cansados.

Ganarle a otro corredor nunca nos hizo ser más hombres, pero aprendimos a ser más grandes venciéndonos a nosotros mismos con tal de llegar a la meta....

Felíz día Viejo, esta carrera fue para ti..

Labels:

 
posted by drneon at 11:26 PM | Permalink |



6 Comments:


  • At 2:58 PM, Blogger anita

    Bbuenisima la narracion! es que me la hiciste parir a mi tambien! diosss!!

    Y felicitaciones por esos 40 segunditos menos y otra carrera mas!

     
  • At 12:40 PM, Blogger Miss Neumann

    felicidades!!!

    buen regalo!

    y 40 segundos es un chingo. ya estas listo para el maratón...

     
  • At 1:48 PM, Anonymous raul

    Y son 40 segundos, pero son mas valiosos cuando los pones en perspectiva de tu esfuerzo.

    Excelente carrera
    Carnal acuerdate, que no importa detenrse o caerse, lo importante es CONSERVAR la lvoluntad de seguir.

    "U can c-me fail but never surrender"

    Refresca las piernas, para ahora si darle duro para el Maraton.

     
  • At 7:12 PM, Blogger rogelio garza

    qué chingón es el deporte.
    qué chingona descripción haces.
    conozco perfectamente esos sentimientos y pensamientos del esfuerzo extra que te exige cualquier disciplina deportiva, la grandeza de espíritu que alcanzas cuando logras lo que creías imposible.

    saludos, Doc, celebro que haya en ti un poeta del deporte.

    y qué buena foto.

     
  • At 2:10 PM, Blogger EL GUARDIÁN

    Qué chido Doc. Felicitaciones netas, papá. Buen post y buena vivencia.

     
  • At 1:15 PM, Blogger Vicky

    Amigoooooooo, premiecini en mi blogsini =P

    Date la vuelta!!!!

    Espero sigas mejor de la pancitaaaa!!!!!

    Abrazooooooooo!!!!!