Wednesday, August 15, 2007
10k Televisa Deportes
Acapulco, Guerrero
11-08-2007

1:00:58" :(



Todo corredor sabe que hay un Decálogo que es importante obedecer para llevar a buen término una competencia.

  1. Descansarás al menos 10 horas antes del día de tu competencia.
  2. Conocerás la altimetría y clima de la ruta antes de la carrera.
  3. No gastarás tus energías en la primer mitad de la carrera.
  4. No correrás si estás saliendo de una lesión.
  5. No correrás si te has sobreentrenado.
  6. Te alimentarás e hidratarás antes de cada carrera.
  7. No usarás ropa o calzado deportivo con el que no estás familiarizado.
  8. No experimentarás con alimentos o suplementos que no conoces.
  9. Te hidratarás en los puntos de abastecimiento durante la carrera.
  10. Dedicarás al menos 30 minutos a calentar antes de cada competencia.

La verdad es que la crónica de la última carrera no sería tan difícil de postear de no haber roto al menos con la mitad de esas reglas el sábado pasado.

El 10k de Televisa Deportes en Acapulco fué un caos desde el principio. Mi autobús llegó con un retraso de 30 minutos y apenas tuve tiempo de alistarme con mi kit de corredor que habían recogido mis familiares desde el viernes. Casi no dormí en el autobús, y calente muy poco, pero aún así esperaba bajarle a mi mejor tiempo en el 10k, así que me lanzé a correr mas rápido que mi ritmo habitual y... bueno, el calor y las subidas hicieron el resto para tronarme pasando el kilómetro 5.

Caminé un buen tramo para recuperarme y terminé la carrera con una sensación frustrante. Como diría U2: "...I'm running to stand still". A poco menos de un año de comenzar a correr estoy -en el mejor de los casos- en el mismo lugar donde comencé, lo cual en nada ayuda cuando me quedan 2 semanas para intentar mi primer Maratón.

En las carreras, como en la vida, uno solo es dueño de sus propias decisiones y de sus propios errores, los cuáles no queda mas que rectificar y corregir. Eso es lo bonito de correr, no hay nadie más a quien echarle la culpa.

Siempre hay una nueva carrera, que implica una nueva aventura similar a la experiencia de leer un libro nuevo: Se observa el dibujo de la portada, se dá un vistazo al número de páginas y se le dá el golpe a ese delicioso aroma a páginas nuevas que surge justo de la mitad.

Con las carreras pasa lo mismo, en cada competencia se emprende un viaje hacía nuevas experiencia que se inician al conocer el mapa de la ruta, el diseño de la camiseta oficial, el número de corredor y de kilómetros que se están por recorrer hasta transformar el aroma dulzón de una playera nueva en el agridulce olor a sudor de la adrenalina pura.

El Maratón se acerca, la carrera es larga y es contra uno mismo.


Un reto que entraña una oportunidad inmejorable para encarar al demonio interno y decirle de una buena vez: "Desde hace tiempo me estás buscando ¿verdad? bueno, aquí estoy... ahora si... ¿Qué quieres conmigo?"

Labels:

 
posted by drneon at 8:02 AM | Permalink |



5 Comments:


  • At 11:11 AM, Blogger betote

    amimo doc
    no le baje

    saludos

     
  • At 7:17 AM, Blogger Gwen

    niño no digas que estas como al principio simplemente que no te preparaste bien y eso mermo tu capacidad.

    tienes bien identificado en que fallasta y no creo que en la proxima te vuelva a fallar.

    escuche del maraton y me imagina que ibas a participar, suerte mi niño

    tqm

     
  • At 10:06 PM, Blogger gabriel revelo

    animo!!!! ya habrá mejores carreras, lo importante es que ese coraje por ganarle a tus mounstros siga intacto...

    recuerda que el camino nunca es facil y que además, uno aprende mucho más de las dificultades.

     
  • At 11:30 AM, Blogger rogelio garza

    qué chingón es el deporte.
    pero esta crónica no tiene la fibra y el sabor salado a sudor que impregna tus entregas anteriores.
    supongo que en esta ocasión no te inspiraste para correr ni para escribir.
    al tiro con el maratón!

     
  • At 3:17 PM, Blogger Andromeda Velut Lua

    Ya he pasado en distintas ocasiones por tu blog sin saber que incluir, pero con el paso del tiempo, me sorprende esa actividad atlética a la que te has dedicado… a mí me encanta correr, pero ahora sólo puedo hacerlo detrás de los funcionarios cuando salen disparados para que no pueda entrevistarlos, aunque en mi reciente cambio de casa, ya ubiqué en la zona, un parquecito a donde iré a desempolvar mis alas.

    Saludos desde la redacción catatónica…